Oasis de Ubari en el desierto de Libia

Aunque hace unos 200.000 años, esta era una región húmeda y fértil con abundante lluvia y ríos que fluían constantemente. Estos ríos eran alimentados por un gran lago en la cuenca del Fezzan. El lago se llamaba Lago Megafezzan. Duran los períodos húmedos del lago, este alcanzaba un tamaño máximo de 120.000 kilómetros cuadrados.


El cambio climático causado en la región, secó gradualmente el lago hace entre 3.000 y 5.000 años.


Los lagos de Ubari son muy salados. Esto se debe al hecho de que estos lagos se evaporan continuamente y no cuentan con ríos reponiendo sus aguas (Libia no tiene ríos perennes que persistan todo el año). Esto ha provocado que los minerales disueltos en el agua del lago se concentren. Algunos de estos lagos son casi cinco veces más salados que el agua del mar. Varios de ellos, incluso llegan a tomar una tonalidad roja como la sangre debido a la presencia de algas tolerantes a la sal.


Aunque los lagos de Ubari no son precisamente poco profundos, ya que llegan a medir entre 7 y 32 metros de profundidad, existe riesgo de que se sequen. Las aguas de los acuíferos subterráneos del Sahara, que se depositaron hace decenas de miles de años, son limitadas, y cada vez van disminuyendo debido a la utilización de la creciente población de las zonas circundantes.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s